TOP MENU

POLICIA LOCAL SIGLO XXI

La reciente creación de una unidad medioambiental dentro de la Policia Local de Gijon es un paso muy positivo, pero esta lejos todavia de ser una unidad integral completa y de verdadera utilidad a los ciudadanos, como podria ser si se configurase dentro de un proyecto mas ambicioso, al estilo de otros ya existentes en nuestro pais. Como parte de un sistema de atención integral, contemplaria tambien la proteccion animal, pues este ambito es tambien una parte del trabajo policial, como reflejan las ordenanzas y leyes de proteccion, locales, autonomicas y estatales, e incluso el codigo penal.

 

 

Agentes especializados dentro de la nueva unidad medioambiental seria idóneamente la mejor opción para velar por el cumplimiento de la ordenanza municipal relativa a los animales de compañía  del Ayto. de Gijon,  control sobre los animales y las acciones respecto a estos de sus propietarios, comportamiento cívico, etc,  asi como sobre los derechos y protección de los mismos según contemplan las leyes. Policías locales de todos los países del mundo como vemos en el video superior están poco a poco incorporando unidades especializadas. Estas unidades idealmente trabajan coordinadas con una OMPA (Oficina Municipal de Proteccion Animal), que es la parte administrativa del sistema, encargada de atender al ciudadano en todos los asuntos relacionados con animales, gestion y tramites con protectoras y solicitar intervencion policial si fuese necesario. La extensa legislacion y particularidades del trabajo sobre animales hace necesaria la especializacion y muy deseable que el personal trabajando en estos asuntos se ofrezca voluntariamente para los puestos. Es decir, que hayan elegido ese destino por su empatia hacia los animales. Esto suele ser asi en la mayoria de los casos de las Unidades Caninas con sus guias, que serian el ejemplo de los agentes ideales alli donde estas unidades existen,  para recibir una mejor formacion y pasar a formar parte de este organigrama de trabajo con tareas relacionadas en la intervencion policial especializada en animales.

Sigue leyendo para comprobar la gran cantidad de posibilidades que se abren con una OMPA en un ayuntamiento y ante unas unidades policiales de las mas valoradas por la ciudadania allí donde se instauran para realizan una labor integral de trabajo, protección y concienciación. Esto es solo una pequeña introducción de nuestro informe completo.

 

La unidad medioambiental integral en la policía local del siglo XXI

 

Para entender la importancia que tiene para la ciudad disponer de una Oficina de Proteccion Animal como parte administrativa y una policía especializada en intervencion con animales como parte operativa, daremos algunos datos:

– Gijon, segun el Censo RIAPA 2016 tiene casi 40.000 perros,  la mayor densidad canina de perros/habitante de toda España.

– Varias colonias felinas censadas, y con protocolo C.E.S. aprobado.

– Dispone de un albergue municipal de animales con sacrificio cero, gestionado por protectora.

– Mas de 200 establecimientos públicos de hostelería y comercio permiten entrada a animales.

– 29 establecimientos hoteleros de todo tipo permiten alojamiento con animales.

– Los perros disponen de cerca de 50 zonas verdes habilitadas para su esparcimiento.

– Se dispone de 2 playas accesibles a perros. Una de uso invernal, y otra de uso libre todo el año.

– Existencia de 3 legislaciones especificas en la materia. Estatal, autonomica y municipal.

– Numerosos estudios sobre la violencia en la sociedad alertan claramente del peligro del maltrato animal, no solo ya para los animales, si no para las propias personas. En los últimos años se detecta un aumento y agravamiento de estos casos. Trabajando para eliminar la violencia hacia los animales, hacia los mas debiles e indefensos,  como demuestran multiples estudios, estamos creando un valor etico y una empatia, que reducira la posibilidad de futuros casos de violencia entre las personas.

La gran integración de los animales y su alto numero en la sociedad gijonesa y la gran cantidad de legislación especifica asociada, haría ya de por si deseable una policía formada y especializada en los asuntos en los que estos estén implicados, asi como una Oficina Municipal de Proteccion Animal que cuente con personal administrativo formado en todo lo relacionado con estos asuntos, capaz de proporcionar ayuda e informacion al ciudadano, realizar tramites de todo tipo relacionados con los animales, y estar a su vez en colaboracion permanente con el albergue municipal para informar y facilitar las adopciones, colaboracion con protectoras, mantenimiento del censo de colonias felinas y programa CES, etc, asi como a nivel operativo con los agentes especializados en intervencion policial con animales.

El hecho es que cuando empezamos a estudiar el tratamiento que se da a este tema por parte de diferentes ayuntamientos del país, nos encontramos con que son muchos los que disponen de este tipo de unidades, que realizan una labor increíble con pocos efectivos y bajo presupuesto, pues no es algo que requiera de grandes dotaciones económicas de equipos y personal, si no que es cuestión de organización, formación y sobre todo voluntad de cada consistorio. Así vemos como Ayuntamientos como el de Castellón, con solo 2 agentes realizan una labor increíble a través de la unidad UPROMA, que tiene una aceptación vecinal total y refuerza la verdadera vocación que debe tener toda policía, el servicio al ciudadano. Y las sensibilidades y requerimientos de ese ciudadano, han cambiado mucho en los últimos años en materia medioambiental y de protección animal. Algunos Ayuntamientos han sabido adaptarse mejor que otros.
Pero estamos seguros de que en un futuro no lejano TODOS los ayuntamientos tendrán este tipo de unidades. Una ciudad pequeña como Ronda ( poco mas de 36.000 habitantes) es capaz de tener una patrulla verde ofreciendo este servicio con : PolicíaRonda.com/Medio-ambiente  Un verdadero pequeño Seprona urbano, que actúa directamente en la ciudad y alrededores, en relación a las competencias en la materia fijadas en sus ordenanzas municipales y en apoyo y colaboración con el propio Seprona en ciertos casos de la zona rural del municipio. Seguir poniendo ejemplos seria muy largo. Son muchísimos los ayuntamientos españoles que ya disponen de estos servicios especializados en su policía y administracion municipal.
¿Que no podríamos tener en Gijon?. Nadie se ha preguntado nunca por ejemplo por que tenemos 6 perros en la Unidad Canina que detectan droga y ni uno solo puede detectar cebos emponzoñados en nuestras zonas verdes?.

 

     EL PROBLEMA DE LOS CEBOS ENVENENADOS

 

Gijon dispone de una unidad canina ( K9) con 6 perros especializados en detección de drogas, intervención con bozal de impacto, búsqueda y rescate. La unidad esta cercana a cumplir 30 años de existencia. Proponemos adecuarla a las nuevas 14-01-2015necesidades que han ido surgiendo en la ciudad. La desprotección de animales y ciudadanos (incluidos niños pequeños) ante las decenas de casos de cebos envenenados que se dan en la ciudad año tras año han ido creando una sensación de alerta permanente e  inseguridad total entre los propietarios de animales, debido a la absoluta impunidad de los envenenadores. Es recomendable que al menos uno de los perros K9 este preparado para la detección de cebo emponzoñado, así como su guía formado en este tipo de actuaciones, de manera que sean los primeros en intervenir ante un aviso de cebos, teniendo capacidad para rastrear la zona y localizar las posibles sustancias peligrosas, asi como devolver la tranquilidad a los vecinos, certificando que ya no quedan mas cebos en el area . La colocación de cebo envenenado es un delito grave penado entre 4 meses y 2 años de carcel. Todos los casos deben ser denunciados e investigados.  Se debe seguir un protocolo como el existente en otras ciudades, que incluya si es necesario al Seprona, como maxima autoridad competente en este delito . No es admisible que no haya una sola condena por este delito en Gijon cuando cada poco se sucede en una u otra parte de la ciudad. La sensación de impunidad total anima cada vez a mas delincuentes a sumarse a esta practica. Ya son varias las policías locales del país que ante este problema han recurrido a unidades especializadas, por ejemplo el Ayto. de Zaragoza, cuyo perro detector de venenos “Albatros” vemos en la imagen.   En solo 3 meses, ese perro (salido  del albergue de animales de Zaragoza), ya era operativo. En un escenario de delito, no podemos admitir como valido que la solucion sea destruir las pruebas, no investigar, llamar a Emulsa para que lo limpie, y que ni siquiera sepamos con seguridad si hay mas cebos en la zona. Pedimos que se establezca un protocolo adecuado como se hace por ejemplo en Zaragoza. Por no mencionar que el mensaje que enviamos con esa actuacion irregular e irresponsable, es de que ese delito no es tal,  y que no tiene importancia alguna. Toda una invitacion a continuar haciendolo o a que mas gente lo haga, al no haber reaccion alguna de las autoridades. Si quien tiene la responsabilidad no actua, su inaccion le convierte en parte del problema.

Pero para reforzar mas aun la necesidad de una policía especializada y formada, podríamos decir que la practica totalidad de los barrios del casco urbano de Gijon han sido ( y son cada cierto tiempo) escenario de ataques contra los perros, la mayoría de las veces en forma de cebos con potentes venenos, que son un peligro tambien para las personas, en especial, los niños. Aunque también se registraron     aCaptura de pantalla 2015-11-29 a las 0.09.36nimales tiroteados con perdigones, e incluso al menos en una ocasión con cartucho de bala de 22mm. A lo que hay que añadir multitud de situaciones de violencia y maltrato, cuyo máximo exponente tiene de nombre “Teddy”. Un pequeño perrito que se perdió cerca de casa y al que un individuo lo encontró, lo maltrato, lo ahorco, y arrojo su cadaver al mar, causando una gran alarma social. Todo ello en pleno casco urbano de Gijon. Hoy sabemos, gracias a especialistas, psicólogos, criminalistas y unidades de policía especializadas, que el maltrato y la crueldad hacia los animales son indicadores que alertan de futuras agresiones contra personas, y que por lo tanto aumentar la empatía con los animales puede disminuir la violencia escolar, la violencia doméstica, la violencia de género, y la violencia de nuestra sociedad en general. El maltrato animal es un indicador valido de alarma.

 

 

VIOLENCIA EN LA SOCIEDAD. PRIMER AVISO, LOS ANIMALES.
La Policia Local es el cuerpo mas cercano al ciudadano.

El maltrato animal, abuso a menores, violencia doméstica o de genero y maltrato a personas mayores siempre han formado parte de la condición humana y no desaparecerá de la noche a la mañana. Sin embargo, la preocupación de la sociedad por estos temas nunca había sido tan elevada y las herramientas disponibles de los organismos que velan por la aplicación de la ley y los servicios sociales para combatir estas formas de violencia familiar y social nunca han sido tan poderosas.

Captura de pantalla 2015-11-29 a las 0.14.45

En la lucha por poner fin a estos violentos crímenes, debemos movernos hacia una verdadera atención integral. Si de verdad queremos llevar la violencia humana a su mínima expresión, debemos aplicarmanual_portada soluciones multidisciplinares, en las  que el animal como ser vivo integrante de las familias, es una posible víctima, muchas veces la primera antes de que el agresor pase a ejercer violencia contra las personas, por su indefension e incapacidad de comunicar las agresiones. Tenemos el potencial suficiente para lograr más efectividad en la prevención, intervención y mecanismos de respuesta a los problemas generalizados de violencia familiar y social. Busquemos intervenir para prevenir, y no para sancionar el delito ya producido. La policia local, como cuerpo mas cercano a la ciudadania se vera involucrada en situaciones que alertaran de un riesgo potencial hacia las personas que se debe saber interpretar. Ese es el momento donde policias y servicios sociales deben actuar. Ignorar las señales de maltrato solo por el hecho de no ser sobre una persona o no darles importancia es un error grave.

Actualmente nadie puede negar que existen fuertes conexiones entre la crueldad en animales y otros crímenes, incluidos los interpersonales, familiares y violencia social. No actuar para prevenirla o no castigarla cuando se produce, es una negligencia que ya no puede ser admitida en una sociedad avanzada.

Los investigadores han establecido:

1. Presenciar o paCaptura de pantalla 2015-11-29 a las 0.10.59rticipar de la crueldad hacia animales por parte de menores es un significante marcador para el desarrollo agresivo y anti-social de su comportamiento y predictor de futura violencia doméstica (Ascione, 2001; Ascione et al.,2006; Arkow,2007).

2. Los agresores a menudo matan y maltratan a los animales de compañía para provocar miedo, violencia y venganza en hogares marcados por la violencia doméstica (Ascione, 2007).

3. El “Síndrome de Noé” (acumular animales) es una grave negligencia que suele indicar necesidad de ayuda social o mental (Patronek, Loar &Nathanson, 2006; Lockwood, 2002).

4. 46% de los asesinos en serie de U.S.A. fueron maltratados de animales en su adolescencia (FBI)

5. El 71% de mujeres que ingresan en casas de acogida informaron que su agresor había herido, mutilado, matado o amenazado a los animales de la familia por venganza o para controlar psicológicamente a las víctimas. El 32% informó que sus hijos habían herido o matado animales. ( Dra. Nuria Querol)

6. El 68% de las mujeres maltratadas informó sobre actos de violencia hacia los animales: el 87% de estos incidentes ocurrieron en la presencia de las mujeres y el 75% en la presencia de los niños, para controlar y coaccionarles psicológicamente. ( Dra. Nuria Querol).

Con solo dos agentes, el UPROMA de la Policia Local de Castellon, solo en un mes llego a atender 20 casos de maltrato animal. Colabora con ellos, la protectora de animales de Castellón, La Dra. Nuria Querol, criminologa especializada en violencia de genero y la abogada María Nos.

Durante años, la agencia estadounidense FBI, calificó el maltrato animal como una infracción menor,  ( hoy en España todavía demasiadas personas lo ven así) por lo que era difícil rastrearlo e identificar conductas violentas antes de que fueran dirigidas a personas. A día de hoy, al igual que el homicidio y el asesinato,  el maltrato animal es considerado por el FBI como un delito grave, y la agencia americana ha puesto en marcha  un registro federal de maltratadores de animales. Sabe que pueden convertirse en potenciales agresores a personas y ha aumentado su consideracion a delito clase A ( Delitos graves contra la sociedad).

Llegamos a la conclusión por tanto, de que el maltrato animal, el abuso a menores, la violencia doméstica o de genero, la negligencia hacia personas mayores, incluso crímenes de asesinos en serie encuentran en muchos casos un denominador común. En la mayoría de los hogares ya consideran que los animales domésticos son un miembro más de la familia, el maltrato animal puede no ser un  hecho aislado. Es un componente interrelacionado con la violencia y disfunción familiar y una señal de alarma de otros posibles comportamientos violentos actuales o futuros.

La actitud todavía generalizada de “sólo es un animal” está siendo reemplazada por una nueva conciencia: “Si es capaz de hacer daño a un animal, un ser mas débil e indefenso, cualquier familiar o vecino podría el siguiente”. Solo podría necesitar de los estímulos adecuados para generar la agresividad suficiente hacia las personas. En muchas comunidades todavía hoy existe una insuficiente formación para este tipos de intervenciones, sumada a poca o nula comunicación entre los servicios de protección animal, los servicios sociales y los agentes de policía. Incluso lugares donde algunos de estos actores implicados, se inhiben, le restan importancia, o bien consideran que no forma parte de su tarea. Mientras, en U.S.A.  se toman muy en serio el problema, tras constatar que el 46% de sus asesinos en serie, empezaron  incluso a edades tempranas maltratando animales. Llegando a poner en practica las mismas técnicas con sus víctimas humanas posteriormente.

A pesar de que los expertos en violencia familiar llevan más de 30 años detectando el maltrato hacia los animales como parte del fenómeno de la violencia, no todos los profesionales involucrados en la atención de las víctimas están formados sobre este particular ni todos los protocolos asistenciales lo contemplan. En España existen ya al menos dos policías locales pioneras que han incorporado en sus protocolos de actuación la presencia de animales y si éstos son maltratados en los casos de violencia familiar. La Policía de Castellón gracias a su unidad UPROMA (Unidad de Protección Medioambiental y Bienestar) ha sido pionera. El Concejal del Ayuntamiento de Castellón declaró sobre uno de los pilares de actuación de UPROMA que “la patrulla va a poner en marcha una línea bastante pionera en estos momentos que es la violencia en los animales y su interrelación con la violencia en los humanos”. La Policía Local de Polinyà (Cataluña) también incorpora la evaluación del maltrato a los animales cuando deben atender un caso de violencia familiar. Todos los expertos están de acuerdo en que los cuerpos policiales no deben pasar pasar los casos de maltrato animal por alto si queremos  vivir en una sociedad lo mas segura posible para las personas. La crueldad con los animales es de por si, un signo de alarma psiquiátrica.

             El maltrato animal y las personas mayores

El maltrato animal en forma de abandono es a menudo uno de los primeros indicadores de que algo no va bien en el hogar. Ya sea debido a la falta de empatía, enfermedad mental, abuso de sustancias, edad avanzada, etc., una persona que no puede proporcionar el cuidado mínimo para la mascota de la familia es más probable que descuide las necesidades básicas de las personas dependientes en el hogar, incluso las propias necesidades.

El acaparamiento de los animales o Síndrome de Noé es un ejemplo extremo de cómo la negligencia afecta y pone en peligro la vida tanto de personas como de animales. En el momento que se da una situación de acumulación de animales, las condiciones insalubres y falta de atención pueden haber matado a un gran número de animales y haber puesto en peligro la salud de los niños o los ancianos dependientes en el hogar.

  • El 92% de los trabajadores de atención a personas mayores ha identificado la coexistencia de maltrato a animales en personas con dependencia.
  • El 45% de los trabajadores han detectado maltrato a animales de manera intencionada

Los mayores con dependencia, deterioro cognitivo, con exclusión social o en una condición física frágil pueden no atender debidamente a sus animales.

Esto es particularmente interesante en las personas con Síndrome de Noé. El apego a sus animales los sitúa en riesgo de autonegligencia y problemas de salud físicos y mentales. Una vez mas, en una intervención motivada por problemas de este tipo, la adecuada formación de las policías locales, puede ser determinante para que adviertan un problema de la persona, que empieza a manifestarse en el animal o animales a su cargo, y que deberá ser evaluada por los servicios sociales.

 

Vínculo entre el maltrato animal y la violencia de pareja.

Se lleva ya muchos años trabajando en erradicar la violencia de genero, con resultados mas bien pobres. Las personas siguen muriendo a manos de su parejas, y en unas cifras escalofriantes. Esto no se solucionara jamas solo por la vía penal. Necesitamos que por convicción propia, por sus propios valores éticos y morales, el individuo entienda que no puede infligir daño y mucho menos quitar la vida de nadie. ¿Podría hacer daño, incluso matar a un semejante una persona que no es capaz de hacer daño a un gatito?. Podría. Pero es menos probable. Sera mas probable que se atreva a hacerlo aquel que aplasta al gatito sin compadecerse de su sufrimiento, y mas aun si es capaz de disfrutar con su agonía.
Tener antecedentes de maltrato a animales es uno de los 4 factores de riesgo más significativos para ejercer violencia de pareja. El respeto a la vida, en cualquiera de sus formas desde edad temprana, es una de las claves para acabar con esta lacra, y tenemos ya estudios que lo demuestran.

  • Muchos de los casos de abuso de animales intencional implica la violencia doméstica.
  • La investigación de maltrato de animales es a menudo el primer punto de la intervención de los servicios sociales para una familia que está experimentando la violencia doméstica.
  • El 55% de las víctimas de violencia doméstica informan que sus mascotas son fuentes muy importantes de soporte emocional.

En una docena de estudios sobre el maltrato animal y la violencia domestica entre el 15-48% de mujeres maltratadas retrasaba dejar una relación violenta si temía por la seguridad de sus animales de compañía.

El 70% de mujeres maltratadas refiere que el maltratador ha lesionado, amenazado o matado a sus animales para controlarlas a ellas y a sus hijos.

Los maltratadores que maltratan animales son más peligrosos y usan más formas de violencia que los que no maltratan animales.
Se puede reducir el riesgo de homicidios de pareja si se valora el maltrato a los animales en las preguntas de screening.
Los policías y profesionales de atención a víctimas de violencia deben empezar a ver  el maltrato a animales como un signo de alarma temprano.
Las instituciones que atienden a víctimas de violencia pueden incluir a los animales en las medidas de autoprotección, ayudando a las mujeres a tener la tutela del animal y establecer un sistema de acogida de emergencia si la mujer debe dejar el hogar. Muchos estados en EEUU incluyen ya a los animales en las órdenes de alejamiento.

• Víctimas de violencia doméstica cuyos compañeros habían abusado de sus mascotas reportaron el doble de incidentes de abuso infantil que las víctimas de violencia doméstica cuyos agresores no habían abusado de sus mascotas.

• Los agresores amenazan, dañan o matan a los animales domésticos de sus hijos con el fin de obligarlos a abusos sexuales o para obligarlos a permanecer en silencio sobre los abusos.

– El 70% de las mujeres que tenían animales de compañía, afirmaron que su pareja (el maltratador), había amenazado, herido o matado a su animal.
– El 85% de mujeres que acuden a una casa de acogida, hablan de incidentes relacionados con animales de compañía.
– El 63% de los niños acogidos, hablan de incidentes relacionados con maltrato a animales de compañía.
– En el 83% en su experiencia las casa de acogida, han observado la coexistencia de violencia domestica y crueldad hacia los animales.
– El 30% de las mujeres en la entrevista inicial formula preguntas relativas a animales.

– El 94% de las mujeres con animales de compañía, dijo que si hubieran tenido un sistema de acogida de sus animales, hubieran escapado de sus hogares mucho antes.

En España, APDA ( Asociacion formada por policías de diversos cuerpos), ofrece formación a cualquier cuerpo de policía tanto en tácticas policiales de intervención en incidentes con perros, como sobre violencia e indicadores de maltrato. El programa VIOPET para víctimas de violencia de genero que conviven con animales esta activo y cualquier municipio puede adherirse. En Gijon no existen agentes formados ni participamos en dicho programa.

 

             

Maltrato animal a manos de menores.
Mucho mas que una travesura.

     El hecho de que un niño o un adolescente maltrate a un perro o a otro animal no siempre debe considerarse como una simple travesura, sin más trascendencia. Como ya dijimos, el 46% de los asesinos en serie fueron maltratadores de animales durante su adolescencia, según un estudio del cuerpo de investigación policial norteamericano FBI.

No todos los niños que maltratan animales serán adultos violentos ni todos los adultos que maltratan animales lo hacen también a otros miembros de la familia. Pero los actos de crueldad hacia animales raramente son un hecho aislado: generalmente son “la punta del iceberg” y, a menudo, la primera oportunidad de intervención por parte de los servicios sociales y los organismos encargados del cumplimiento de la ley.

En Estados Unidos, desde los años 70, el desarrollo de la ciencia del perfil criminal y la creación del Vicap (Violent Criminal Apprehension Program, programa de captura de criminales violentos) permiten estudiar rasgos en común entre criminales. Uno de ellos es la crueldad hacia los animales.

El maltrato a animales por menores a menudo se excusaba con “son cosas de niños”. Esto ya no es aceptable. Sabemos que cuando existe maltrato a animales, a menudo coexisten otras formas de violencia, poniendo a otros miembros de la familia en riesgo.

El maltrato o la amenaza de dañar a animales puede ser una manera de coaccionar a un menor.

Violencia animales y humanos

Un menor que maltrata a animales puede indicar que está sufriendo maltrato.

 Los adolescentes que maltratan animales o son testigos tienen mayor riesgo de cometer otros comportamientos violentos en su adolescencia o edad adulta.

 El maltrato hacia animales por menores es uno de los indicadores más tempranos del trastorno de conducta, que se sitúa alrededor de los 6 años y medio

El maltrato a los animales en el hogar aumenta el riesgo de que los menores sean mordidos o atacados por sus animales.

 Los actos de maltrato a animales el sentido de la empatía y la seguridad en menores, los desensibilizan y fomentan una dinámica de infligir dolor para conseguir poder y control.

 

Algunos casos de asesinos en serie de personas y animales:

  • Albert DeSalvo, el Estrangulador de Boston, acabó con la vida de trece mujeres en un año. Solía atrapar perros y gatos, encerrarlos en jaulas diminutas y dispararles flechas a través de sus aberturas.
  • Jason Massey decapitó a una niña de trece años en 1993 y disparó a su hermanastro, de catorce. Comenzó su sangrienta carrera con el asesinato de gatos y perros.
  • Kip Kinkel, un adolescente de 15 años, asesinó a sus padres y luego disparó, y mató, a 24 alumnos de su escuela en 1998. La prensa informó de que Kinkel contaba con una historia de violencia hacia los animales: había decapitado gatos y diseccionado ardillas vivas.
  • Jeffrey Dahmer, el tristemente famoso Carnicero de Milwaukee, asesino y caníbal, también inició su carrera delictiva en la infancia con la tortura y el asesinato de animales. Muchas de estas crueles prácticas con los animales, como disolver sus cuerpos en ácido, fueron las mismas que utilizó con sus víctimas después, para asesinarlas y hacer desaparecer sus cuerpos.

Por ello y por que queremos una Policia Local para el siglo XXI, capacitada  ante las nuevas demandas y sensibilidades sociales de los ciudadanos, tanto propietarios, como personas que sin tener animales, conviven con ellos en la ciudad. Así como formada para intervenir  en consonancia con los mas recientes estudios e investigaciones en estas materias, solicitamos al Ayto. de Gijon que especialice a la nueva unidad medioambiental ademas de en las funciones designadas sobre contaminación, en velar por el cumplimiento de la ordenanza municipal sobre tenencia, protección y derechos de los animales, así como la legislación autonomica 13/2002 del 23 de diciembre sobre esta materia y de la legislación estatal de rango superior existente sobre la misma, y sean estos agentes debidamente formados, los que se encarguen específicamente de estas tareas.

 

apoyos

Ademas de estas instituciones, Fauna Urbana Gijon quiere agradecer su inestimable ayuda a las siguientes personas, como autores y/o colaboradores de gran parte de la documentación del proyecto “Policia Local Siglo XXI”:

Allie Philips ( National District Attorneys Association, NCOVAA )
Dra. Núria Querol (National Sheriffs Association. Comision Nacional contra VG, NCOVAA)
John Thompson ( National Sheriffs Association, NCOVAA)
Melinda Merck ( Forensics Consulting, LLC)
Phil Arrow ( National Link Coalition, NCOVAA)
Sonia Pujol ( Asociacion de Policias para la Defensa Animal, APDA)